Entretenimiento / 11.07.2018 13:59
Conoce estos remedios caseros con eucalipto
compartir
Foto 1 DE 1
Conoce estos remedios caseros con eucalipto
El eucalipto es una planta que combate las enfermedades del aparato respiratorio. (Foto: Istock)

El eucalipto es una planta medicinal que ayuda a tratar todo tipo de enfermedades del aparato respiratorio. 

-> ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL COCO?

Las propiedades del eucalipto son muy buenas para nuestra salud, especialmente para combatir las enfermedades del aparato respiratorio. Gracias a esta planta, podemos tratar gripes, resfriados, asma y más. En esta nota, te enseñaremos algunos remedios caseros hechos con eucalipto. ¡Toma nota!

1. Para la mucosidad y la sinusitis
Podemos crear una loción que nos ayude a combatir la mucosidad y la sinusitis. Necesitamos 3 cucharadas de aceite de coco virgen (45 g), 10 gotas de aceite esencial de eucalipto y 5 gotas de aceite esencial de tomillo. 

Solo debemos mezclar todos los aceites en un frasco y conservarlo. Luego, aplicamos con un masaje para aportar calor.

2. Vinagre para los piojos
Los piojos son un verdadero problema. Estos se contagian por el contacto físico. Usualmente los niños son los más afectados. Para combatir este problema necesitamos 1 vaso de vinagre de manzana (200 ml), 15 hojas de eucalipto fresco y 2 dientes de ajo.

¿Cómo se prepara? Introduce el vinagre en un frasco de cristal. Luego, añade el eucalipto y el ajo. Déjalo macerar por dos semanas. Finalmente, filtra y vierte sobre el cuero cabelludo.

3. Vahos para la congestión y la tos seca
Los beneficios expectorantes y antiinflamatorios del eucalipto lo hacen un alimento ideal para combatir la congestión. Además, esta planta es excelente para hacer vahos. Necesitas 2 cucharadas de hojas eucalipto (8 g), 3 cucharadas de manzanilla (12 g) y 1 litro de agua.

Primero, pon el agua a hervir y añade el eucalipto. Cuando haya hervido, agrega la manzanilla y deja hirviendo por diez minutos más. Luego, pon el recipiente en una mesa y acerca la cabeza, a unos 20 o 30 centímetros de distancia. Cúbrete con una toalla y respira durante cinco minutos. 
 

Déjanos tus comentarios