/ 16.11.2018 16:25
Principales diferencias entre el estrés y la ansiedad
compartir
Foto 1 DE 1
Principales diferencias entre el estrés y la ansiedad
Principales diferencias entre el estrés y la ansiedad (Foto: iStock)

El estrés y la ansiedad comparten en ocasiones la misma sintomatología, lo que genera confusión entre uno y otro. Además, mucha gente no conoce en profundidad este tipo de condiciones psicológicas. Algunos de sus síntomas son malestar físico y psicológico, angustia y sensación de que perdemos el control de la realidad.

-> ESCUCHA RADIO LA INOLVIDABLE EN VIVO AQUÍ

Lo importante al padecer esto es solicitar ayuda de un experto. Cuando sepamos el diagnóstico, podemos aplicar estrategias que nos ayuden a superar el estrés o la ansiedad. Para que estés más orientado, te enseñaremos las principales diferencias entre ambos padecimientos. ¡Toma nota!

1. Diferente origen

La ansiedad surge tras una sensación de miedo. Sentimos una amenaza y nuestro organismo se pone alerta y nuestra mente experimenta preocupación. El origen responde a un hecho concreto: temor a un abandono, las alturas, perder el trabajo, etc. 

Por su parte, el estrés aparece cuando no hay estrategias para afrontar esos miedos. Pensamos que no podemos superar un problema y nos genera angustia. El origen está en si nos sentimos capacitados o no para gestionar esa dificultad, no en la dificultad en sí.

2. Intensidad

El estrés suele reducirse en cuanto se le ofrece a una persona una estrategia para controlar el problema. El estímulo preocupante desaparece. Un ejemplo: un estudiante se siente estresado con los exámenes, pero cuando los supere se sentirá mejor.

Por otro lado, la ansiedad puede seguir existiendo, aunque el estímulo preocupante no esté. Ejemplo: una persona con fobia a las arañas seguirá experimentando ese miedo, aunque no haya arañas a su alrededor. El desgaste emocional es más intenso.

3. Las creencias generan ansiedad; las presiones sociales, estrés. 

Ejemplo de ansiedad: si desde pequeño me enseñaron a desconfiar de la gente, creceré con desconfianza y no me sentiré seguro en el teatro de la vida social. Por su parte, el estrés surge ante esos eventos de mi entorno que me superan y no sé cómo manejar. Aquí tenemos los ejemplos de exceso de trabajo, problemas familiares, etc. 

 

Déjanos tus comentarios