/ 12.12.2018 20:45
Plantas medicinales para combatir el resfriado
compartir
Foto 1 DE 1
Plantas medicinales para combatir el resfriado
Plantas medicinales para combatir el resfriado (Foto: iStock)

Los resfriados poseen abundando secreción nasal, congestión, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza en algunos casos y estornudos que pueden confundirse con una alergia. Afortunadamente, existen plantas medicinales que pueden combatir los síntomas y hacer que nos sintamos mucho mejor.

-> -> ESCUCHA TODAS LAS DE TUS ARTISTAS INOLVIDABLES AQUÍ

A continuación, te enseñaremos las plantas medicinales que combaten el resfriado. ¡Toma nota!

1. Raíz de regaliz para la tos

La raíz de regaliz es muy buena para combatir el resfriado gracias a su efecto antiinflamatorio, además de que es un relajante muscular y ayuda a reducir la tos. ¿Qué necesitamos para este remedio? Raíz de regaliz, 1 litro de agua y 1 cucharadita de miel. 

Primero, echamos la raíz en una olla. Añadimos el agua y dejamos que llegue al punto de ebullición. Retiramos el agua del fuego y colamos. Finalmente, lo vertemos en una taza y añadimos la miel si deseamos. Lo ideal es tomar esta infusión al menos dos veces al día.

REMEDIOS CASEROS PARA CURAR UN ESCORBUTO

2. Equinácea para reducir el tiempo del resfriado

A pesar de que la equinácea tiene un leve efecto en los síntomas del resfriado, ayuda a reducir el tiempo de duración de este. Su consumo es muy interesante porque en poco tiempo estaremos bien. Se puede elaborar una infusión con el extracto seco de la raíz. Otra forma de consumirla es en tintura. La equinácea se puede encontrar en cualquiera tienda natural o farmacia.

3. Vahos con pino, menta y eucalipto

Los vahos de hierbas son efectivos para despejar las fosas nasales. Cuando estamos resfriados la mucosidad no nos permite respirar cómodamente. Por eso, gracias a la combinación de la menta, el pino y el eucalipto, podemos realizar vahos dos veces al día para sentirnos mejor.

Solo necesitamos hojas de pino, menta y eucalipto y 1 litro de agua. Mezclamos las hojas en una olla. Añadimos el agua y ponemos a hervir. Cuando esté bien caliente y empiece a salir el vapor, agarramos una toalla. Acercamos nuestro rostro y pondremos la toalla encima de la cabeza y aspiraremos el vapor durante 10 minutos. Así podrás volver a respirar con tranquilidad.

Escucha Radio La Inolvidable, tus mejores momentos

Déjanos tus comentarios