/ 25.05.2018 12:39
Remedios naturales que alivian el dolor en las articulaciones
compartir
Foto 1 DE 1
Remedios naturales que alivian el dolor en las articulaciones
Estos remedios caseros son excelentes para tus articulaciones. (Foto: Istock)

Para evitar el dolor articular es importante priorizar el consumo de algunos remedios naturales antiinflamatorios. 

Gracias a las articulaciones tenemos movilidad y elasticidad. Estas están recubiertas de cartílago, el cual tiene un tejido firme y elástico que permite el roce entre dos huesos. Ahora, ¿qué sucede cuando tenemos dolor en las articulaciones?

-> REMEDIOS NATURALES HECHOS CON MELÓN

Este dolor puede afectar distintas zonas del cuerpo, como las muñecas, rodillas, manos y pies. El dolor articular suele estar acompañado de inflamación. Por ese motivo, en esta nota te enseñarnos algunos remedios naturales que ayudan a aliviar el dolor y eliminarlo. 

1. Infusión de linaza
La linaza es rica en ácidos omega 3. Esto es muy beneficioso para nuestro organismo y, además, es ideal para combatir el dolor articular. Debes tener 1 cucharada de linaza y 2 tazas con agua (500 ml). 

Primero, echa el agua en un recipiente y colócala a fuego moderado. Luego añades la cucharada de linaza. Después espera a que hierva, apaga y lo deja reposar el líquido por 5 minutos. Después de verterlo en un vaso, estará listo para su consumo. Es recomendable hacerlo dos veces por día.

2. Rodajas de piña
La piña fresca es uno de los alimentos que ayuda a reducir el dolor de las articulaciones gracias a la enzima bromelina, la cual es ideal para desinflamar las zonas afectadas. Necesitas 2 rodajas de piña y 4 tazas de agua (1 litro).

Pon las dos rodajas en una licuadora, luego agrega el litro de agua y licua por 4 minutos. Finalmente, sirve en un vaso. Se recomienda ingerir esta preparación 3 veces al día.

3. Infusión de ajo
Este alimento es muy importante para las personas que sufren de artritis y dolor articular. Su aporte de azufre ayuda a aliviar el dolor. El ajo también tiene propiedades antirreumáticas. 

Se necesita 3 dientes de ajo machacados, 500 ml de agua y 1 cucharadita de miel. Añadimos los dientes de ajo en el agua y lo calentaremos. Cuando llegue a la ebullición, apagaremos el fuego y lo dejaremos reposar por 5 minutos. Después lo servimos en una taza, añadimos la piel y lo bebemos a sorbos. 
 

Déjanos tus comentarios