/ 08.06.2018 14:04
Remedios naturales a base de bicarbonato de sodio
compartir
Foto 1 DE 1
Remedios naturales a base de bicarbonato de sodio
¡Toma nota de estos remedios naturales! (Foto: istockphoto.com)

El bicarbonato de sodio es un remedio muy eficaz para aliviar múltiples afecciones. Este posee cualidades medicinales que sirven para prevenir y tratar varios problemas de salud.

Hoy en día, muchas personas guardan una buena cantidad de este producto en sus hogares, pero pocos conocen realmente todos los remedios que pueden preparar con él.

-> CONOCE LOS BENEFICIOS DEL CULANTRO

Por esta razón, hoy te contaremos algunos usos del bicarbonato de sodio para aliviar afecciones y síntomas. ¡Presta atención!

1. Remedio para dolor de garganta

El bicarbonato de sodio cuenta con propiedades antibacterianas que eliminan la presencia de bacterias que causan infecciones en la garganta. Esto funciona mejor si lo combinas con vinagre de manzana.

¿Qué debo hacer?

Diluye 5 gramos de bicarbonato de sodio y una cucharadita de vinagre de manzana en un vaso con agua tibia. Mézclalo y luego consúmelo. Debes hacerlo dos veces al día.

2. Remedio para aliviar la indigestión

Sus cualidades digestivas son muy conocidas. El bicarbonato de sodio nos ayuda a aliviar los síntomas de la indigestión y las úlceras. Se consume de forma sencilla. Solo debes echar una cucharadita de bicarbonato (5g) en un vaso con agua (200 ml). Lo combinas y lo consumes de manera inmediata.

3. Remedio para la congestión nasal

Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias son ideales para limpiar y desinflamar los conductos nasales cuando están congestionados. Tienes que combinar la cuarta parte de una cucharadita de bicarbonato con una cucharada de agua. Pon la mezcla en un gotero y aplica en cada fosa nasal. Hazlo dos veces al día.

4. Remedio para quemaduras comunes

Ayuda a prevenir el dolor y las ampollas sobre la piel. Necesitas 1 cucharadita de bicarbonato, medio vaso con agua fría y un paño suave. Diluye el bicarbonato en el vaso con agua y sumerge el paño en el líquido. Luego, comienza a frotar suavemente la zona afectada, realizando un masaje circular.

Déjanos tus comentarios